5 recomendaciones en el Día Mundial de Prevención del Suicidio

//5 recomendaciones en el Día Mundial de Prevención del Suicidio

En el Día Mundial de Prevención del Suicidio, nuestra Investigadora Adjunta Susana Morales entrega 5 recomendaciones para la prevención de la depresión y el suicidio. Vivimos en un país donde cinco chilenos mueren por suicidio al día (10.2 por 100.000 habitantes), y donde la cantidad de muertes anuales por suicidio equivale a la de los accidentes de tránsito. En nuestro Instituto Milenio, psicólogos, psiquiatras, cientistas sociales y profesionales de la salud trabajan para generar conocimiento basado en una aproximación multidimencional de la depresión y su interacción con la personalidad, con el propósito de maximizar la efectividad de las intervenciones al identificar los procesos de cambio que contribuyen a la prevención de la depresión y sus consecuencias, de posicionar a la psicoterapia como una herramienta potente contra la depresión y otras enfermedades de salud mental y a la rehabilitación de estas últimas como algo posible y esperable.

Recomendaciones para prevención de la depresión y el suicidio.

  1.  La prevención de la depresión y el suicidio es una responsabilidad de la comunidad. La familia y los amigos son fundamentales para esto.
    Cada uno puede colaborar desde el punto de vista de su rol, escuchando atentamente, y promoviendo la consulta a especialistas.
  2.  Saber de los adolescentes, en qué andan
    Cómo están, que esperan de la vida, cómo son sus amigos. Estar atento y disponibles a comprender, no solo a exigir que sean exitosos.
  3.  Cómo es la escucha hacia los adolescentes
    Para ponerse en contacto con lo que les está pasando, para entender y para ayudar. No para sermonear ni decirles que “todo depende de la voluntad, que agradezcan lo que tienen, que piensen positivo”. Empatizar con su sufrimiento y ofrecer ayuda con esperanza.
  4.  No minimizar el consumo de alcohol y sustancias
    En el caso de los adolescentes, podemos mirar esto como una exploración habitual de la edad, propia del momento de desarrollo. En el caso de los adultos, el consumo de alcohol se puede considerar como parte de lo aceptado socialmente. Sin embargo, el consumo en nuestro país ha sobrepasado algunos límites, nuestros jóvenes toman hasta borrarse.
  5.  Consultar a toda edad cuando hay:
      • Alerta de síntomas depresivos:
        1. Ánimo bajo o irritable que perdura por semanas
        2. Cambios en el sueño y en la alimentación
        3. Cansancio y falta de energía
        4. Retirarse de las actividades habituales
        5. Dificultad para concentrarse
        6. Pérdida de satisfacción con las actividades que suelen hacerlo feliz
      • Alerta de riesgo suicida
        1. Alejarse de los amigos
        2. Cambios en el sueño y en la alimentación
        3. Visualizar la vida como algo triste y sin esperanza (hablar de ser un cacho, una carga, de no poder aguantar más)
        4. Aumentar el consumo de alcohol, de sustancias y de conductas de riesgo (promiscuidad, conducir en estado de ebriedad)
        5. Hablar de finales, de despedidas, regalar pertenencias
        6. En caso de personas mayores, rechazar cuidados, dejar tratamientos.

 

2019-09-10T16:02:07+00:00