La existencia de trastornos mentales es una preocupación cada vez mayor para las autoridades de salud en Chile y el mundo, debido a la gran cantidad de patologías relacionadas con esta materia que afectan a la población. Es por ello que el décimo aniversario del Doctorado en Psicoterapia, dictado en conjunto por la Universidad de Chile, la Universidad Católica y que cuenta como colaborador preferente a la Universidad de Heidelberg de Alemania, cobra relevancia por su aporte a la formación de profesionales de alto nivel para investigar y enfrentar esta problemática.

El desarrollo de investigación básica en psicoterapia y salud mental, la formación de masa crítica de investigadores en esta área, la actualización metodológica, y una aproximación interdisciplinaria y en colaboración con el mundo académico nacional e internacional, son algunos de los planos que el Doctorado en Psicoterapia abarca en su programa de trabajo.

Así fue destacado en la ceremonia por su décimo aniversario que se realizó este 28 de marzo en la Casa Central de la Universidad de Chile, en el que participaron autoridades académicas de las tres instituciones de Educación Superior involucradas, y del Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud.

El Doctorado en Psicoterapia está ligado fuertemente al quehacer de MIDAP, ya que parte importante de su claustro académico y estudiantes participan como investigadores de nuestro Instituto Milenio.

Este programa, cuya principal característica es la interdisciplinariedad gracias a la colaboración de la Facultad de Medicina y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y de la Pontificia Universidad Católica de Chile, acumula a lo largo de estos años 30 profesionales graduados y 78 matriculados, quienes conforman un conjunto de profesionales de alto nivel enfocados en la investigación y trabajo en torno a salud mental y psicoterapia.

Su coordinadora académica, la Dra. Vania Martínez, destacó el carácter inédito de la colaboración entre diferentes instituciones en este programa, e hizo hincapié en la estrecha relación que plantea entre investigación y aplicación del conocimiento, así como en los desafíos que deberá enfrentar en el futuro. “En los próximos años esperamos seguir formando masa crítica, que nuestros graduados se integren en la academia fortaleciendo la reflexión y generación de conocimiento en esta materia, y también una mayor captación de estudiantes desde el extranjero; personas que puedan regresar a sus países a aplicar este conocimiento”, aseguró.

En la misma línea María Elena Santolaya, directora de postgrado de la Facultad de Medicina, aseguró que lo que caracteriza a los mejores programas de postgrado es “la colaboración entre instituciones, el trabajo en conjunto entre diferentes países, y mantener el foco en buscar soluciones a los problemas reales de la población”, todo ello a partir de un trabajo interdisciplinario.

Investigación para la política pública

La investigación y generación de nuevo conocimiento en programas de postgrado sirve no sólo para la reflexión académica. También puede resultar fundamental para la colaboración con instituciones públicas a la hora de fortalecer políticas en el área de salud. Así lo aseguró el Dr. Mauricio Gómez, jefe del Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud, quien destacó que el Doctorado en Psicoterapia es de gran importancia ya que para diseñar el nuevo Plan Nacional de Salud Mental, debe existir seguridad para invertir los recursos necesarios.

“Estamos realizando un proceso progresivo de expansión de la oferta de salud mental en los servicios de salud, y para ello es muy importante colaborar con programas cuya investigación apunte a identificar qué intervenciones son más efectivas. Si el país gastará en colocar profesionales para ofrecer intervenciones psicoterapéuticas a la comunidad, debe ser efectiva y eficiente”, aseguró.

Junto con ello, explicó que desde el Ministerio están interesados en profundizar este tipo de colaboración, por lo que están buscando mecanismos para aumentar la presencia de investigación relacionada a estas materias en los fondos públicos concursables.

El Dr. Walter Eckel, director del Heidelberg Center para América Latina, remarcó la importancia de este tipo de colaboraciones debido a la necesidad de entregar cobertura a problemas de salud mental. “Si uno ve el estado de salud mental no solamente de la sociedad chilena, sino de muchas otras, verá que hay un alto porcentaje de personas que ha tenido tratamiento psiquiátrico o psicoterapéutico a lo largo de su vida. Es una necesidad que podamos apoyarlas, y los investigadores formados por este programa pueden hacer un aporte relevante para ayudar a quienes sufren trastornos mentales”, aseguró.

Información y fotografías: Comunicaciones UChile.