Hacia una psicoterapia culturalmente competente con personas en situación de pobreza

///Hacia una psicoterapia culturalmente competente con personas en situación de pobreza

Hacia una psicoterapia culturalmente competente con personas en situación de pobreza

Estudio realizado por investigadores de Colombia y Chile muestra la visión de los pacientes frente al trabajo de los terapeutas

¿Por qué, pese a que hay cobertura pública para tratamientos en salud mental, la deserción e insatisfacción es mayor en pacientes de estratos más pobres?

Un grupo de investigadores chilenos y colombianos estudió el fenómeno y publicó sus resultados en un número de la revista Counselling and Psychotherapy Research dedicado al tema de las inequidades sociales.

El equipo está formado por Mariane Krause (U. Católica de Chile/ MIDAP), Daniel Espinosa (Universidad CES, Colombia/ MIDAP), Alemka Tomicic (U. Diego Portales, Chile/ MIDAP), Ana Catalina Córdoba (Universidad CES, Colombia) y Daniel Vásquez (U. Católica de Chile/ MIDAP).

MIDAP y la Universidad CES de Colombia mantienen una colaboración de varios años, y este artículo es un subproducto de un estudio mucho más global sobre experiencias con la depresión y con la psicoterapia para la depresión que está haciendo la Society for Psychotherapy Research en 15 países, entre ellos, Colombia.

En su investigación, los autores abordaron el problema de esta mayor deserción e insatisfacción ante los tratamientos, centrándose en la experiencia del paciente. Para eso entrevistaron a 24 usuarios de Chile y Colombia. El objetivo en específico fue abordar las desigualdades en el acceso a la psicoterapia, en cómo la experimentan los pacientes, y en su efectividad final.

“En ese artículo recogimos la perspectiva de las personas tanto sobre el problema de salud mental en general –nos metimos en temas como la asociación entre ir a un psicólogo y la ‘locura’, o el miedo a que los demás en su entorno social los estigmatizaran- hasta problemas prácticos por los cuales no iban [a la consulta], como las distancias o el no tener permiso en el trabajo. E indagamos también en su experiencia específica: qué cosas sentían que les ayudaban y cuáles no, y cuáles eran las expectativas frente a la terapia”, dice la investigadora Mariane Krause, quien es además Directora de MIDAP.

Los científicos descubrieron que, si bien hay terapias consideradas efectivas por los usuarios, también hay ciertas diferencias culturales que son vitales en el proceso.

“Por ejemplo, hay gente que no se siente comprendida en su forma de ver los problemas, o bien que sus expectativas no se cumplen porque el terapeuta tiene una visión demasiado distinta, y eso empieza a influir en cómo se va desarrollando el tratamiento”, explica la Dra. Krause.

El equipo sostiene hacia el final de su análisis que los profesionales deberían desarrollar psicoterapias culturalmente competentes, en el sentido de considerar de dónde proviene la persona, “porque de lo contrario se produce este choque de valores o bien una especie como de ‘presión’ de parte de los profesionales de la salud mental sobre la persona para que cambie su visión de mundo, lo cual a mí me genera ciertos problemas éticos, porque no debería suceder”, advierte la investigadora.

“He sentido mucho la importancia de sentir la cultura del otro no solamente en mi práctica psicoterapéutica sino como también psicóloga comunitaria, porque ahí uno está en contextos culturales muy diversos. Hace mucho tiempo he aprendido que yo debo entender el significado que le da el otro a su realidad para poder ayudarle. Si yo no entiendo eso y parto de la base de que tiene la misma visión que yo, estoy mal.”

Hay estudios desde los años 80 que han tocado este tema de la brecha cultural, pero pese al tiempo, el fenómeno se mantiene y quizás ha vuelto a exacerbarse, opina Mariane Krause.

“La formación de los psicoterapeutas muchas veces no considera las diferencias culturales o socioculturales o socioeconómicas”, advierte la Directora de MIDAP.  “Entonces mostrar la visión que tienen los usuarios –como hicimos en esa investigación- es justamente para tratar de cerrar un poquito esa brecha, y también informar de vuelta a los terapeutas sobre cómo visualizar la psicoterapia desde allí, qué es lo que se espera, y qué es lo que la gente valora o no valora”.

Usted puede leer el artículo científico AQUÍ.

2018-09-13T16:34:37+00:00